Monitoreo de protección en Perú: Panorama general (abril – junio 2022) – Perú

Piezas juntas

Esta instantánea resume los hallazgos clave del monitoreo de protección realizado en Lima, Perú, entre abril y junio de 2022 como parte de la respuesta humanitaria del Danish Refugee Council (DRC) y ENCUENTROS SJM en el país. Este proyecto se implementa con fondos de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO) y a través de un consorcio llamado “Alianza para la Programación de Protección (AFPP)” que incluye dos ONG internacionales: el Danish Refugee Council (DRC) y Humanity and Inclusion ( HOLA).

Para ver el tablero interactivo con los resultados de este período y desde el inicio del programa de monitoreo de protección, haga clic en aquí.

INTRODUCCIÓN

Entre abril y junio de 2022, DRC y ENCUENTROS SJM entrevistaron a 172 hogares que representan un total de 590 personas. Desde el inicio del ejercicio de monitoreo de protección en Perú en octubre de 2020, se han entrevistado 1.402 hogares, llegando a un total de 4.906 personas.

ACTUALIZACIÓN DE CONTEXTO

Cómo un financiamiento aprobado de $3 millones del Banco Mundial y el Gobierno de Canadá podría fortalecer los esfuerzos institucionales para promover la integración y protección de los derechos humanos de la población venezolana en Perú

  • Durante el período del informe, el Banco Mundial y el Gobierno de Canadá anunciaron la liberación de $3 millones en financiamiento, siendo los gobiernos de Colombia y Perú los principales receptores. Este financiamiento tendrá como objetivo ayudar al Gobierno de Perú a identificar e implementar prácticas y políticas innovadoras con un triple objetivo; mejorar la inclusión social y la integración de la población venezolana a través de iniciativas socioeconómicas que promuevan la cohesión social, mejorar aún más la prestación de servicios sociales de calidad con un enfoque en satisfacer las necesidades de las comunidades vulnerables y fortalecer aún más las políticas institucionales y legales que buscan avanzar agendas como la regulación de la documentación legal.

  • Uno de los mayores obstáculos que enfrenta la población venezolana es su involucramiento en el empleo informal, producto de la falta de documentación legal. Según revela un estudio multisectorial, realizado por Acción contra el Hambre en la metrópoli de Lima y Callao, casi el 80% de los venezolanos migrantes y refugiados se ven obligados a trabajar de manera informal, por la falta de documentación, lo que también compromete seriamente su acceso. programas sociales, servicios educativos y seguros de salud.

  • La ausencia de documentos legales o autorización de permanencia regular en el Perú, falta de acceso garantizado a los derechos fundamentales de las personas migrantes y refugiadas venezolanas. La seguridad alimentaria sigue siendo uno de los mayores retos para las poblaciones afectadas, que se han visto obligadas a recurrir a mecanismos de supervivencia negativos como la reducción de las comidas al día o la disminución del consumo de alimentos por parte de los adultos, dando prioridad a las necesidades de los menores. En mayo de 2022, el 70% de la población refugiada y migrante encuestada de Venezuela reportó inseguridad alimentaria moderada (32,2%) o severa (38,3%), debido a su incapacidad para encontrar empleo, ya sea por falta de documentación o percepciones sociales negativas y xenófobas. como se manifiesta en nombre de las comunidades locales.

  • Además de la falta de documentos que acrediten el ingreso regular al país, la débil legislación sobre la contratación de trabajadores extranjeros, la discriminación por nacionalidad y la reducción de oportunidades laborales, dificultan aún más el acceso a la mano de obra peruana de la población migrante y refugiada de Venezuela, aumentando los riesgos de inseguridad alimentaria, explotación laboral y el bienestar físico y psicológico general de la población afectada.

Se reinicia el control migratorio integrado en las fronteras entre Perú y Chile.

Desde abril de 2022, las autoridades fronterizas de Perú y Chile han reiniciado el control migratorio en los pasos fronterizos de Santa Rosa en Tacna y el complejo Chacalluta en Arica. Esta actividad forma parte del Control Migratorio Integrado, que ha sido acordado e implementado por ambos países, con el objetivo de monitorear mejor los flujos migratorios y de refugiados entre Perú y Chile.

Feliciano Antolin

"Evangelista apasionado de la comida. Especialista típico en la cultura pop. Organizador. Pionero de la cerveza. Fanático de los viajes aficionado. Defensor del alcohol".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.