paradoja chilena | semanario economico y politico

En el artículo de Engage publicado en Semanario económico y político, “Si quieres un cambio, mira a la juventud: lecciones para la lucha de Chile contra la desigualdad” (14 de marzo de 2020) sobre el tema de la manifestación chilena de octubre de 2019 (Ranjan y Castillo 2020), habíamos concluido con la siguiente línea, “ para solucionar los problemas de las desigualdades sociales y económicas se debe reformular la política en Chile y establecer un programa para los próximos años. El establecimiento de una “agenda” parece ser cierto en el camino de la realidad chilena tras la multitudinaria protesta, que abrió el camino para el plebiscito y la nueva reformulación de la constitución chilena de 1980 por una asamblea constituyente elegida democráticamente. Sin embargo, la constitución recién redactada fue rechazada y en este artículo hemos analizado los resultados del referéndum constitucional y examinado algunos factores sociopolíticos internos y externos que pueden explicar su rechazo. Sin embargo, antes de profundizar en este proceso, es necesario contextualizar a Chile y su reciente proceso electoral.

Desde el retorno a la democracia a principios de la década de 1990, Chile ha sido considerado uno de los países con mayor crecimiento económico en el mundo, lo que ha resultado en un nivel de desarrollo sin precedentes en la historia de Chile (Schmidt-Hebbel 2006). Esta imagen de potencia económica definida como los “Jaguares de América Latina1 (Contreras et al 2009) convirtió a Chile en el primer país latinoamericano en ser invitado a unirse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo, este robusto crecimiento económico enmascaró un proceso interno de empobrecimiento generalizado y desigualdad social, impulsado por la implementación de un modelo económico y social neoliberal extremo. Si bien el crecimiento económico ha ayudado a reducir la pobreza, también ha aumentado la brecha de desigualdad y la distribución del ingreso (Pizarro 2005). Actualmente, Chile es el segundo país más desigual en términos de desigualdad de ingresos en la OCDE (Mieres 2020), aunque en términos generales el nivel de pobreza se ha reducido considerablemente (Agostini et al 2008; Ranjan y Castillo 2020).

Alisa Garces

"Amante de la cultura pop. Fanático del tocino. Escritor sutilmente encantador. Amigo de los animales en todas partes".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *