Santiago, Chile, acaba de nombrar al nuevo director general de calor del mundo

Este viernes asumirá un nuevo gobierno en Chile, tras la victoria electoral de un progresista de 36 años, Gabriel Boric, quien asumirá el cargo de presidente después de postularse con una agenda feminista y verde. Boric también presidirá como nación redactar una nueva constituciónque pueden presentar oportunidades únicas para abordar problemas apremiantes como los derechos de agua y la crisis climática.

Ce changement politique massif a servi de toile de fond à l’annonce du quatrième Chief Heat Officer (CHO) au monde pour la capitale chilienne, Santiago, un rôle dédié à la lutte contre la chaleur urbaine extrême dans la ville et en Amérique du Sud en general. La nueva CHO Cristina Huidobro trabajará con sus contrapartes en Miami, Atenas y Freetown, Sierra Leona, para inaugurar una serie de intervenciones de calor basadas en evidencia para Santiago, así como algunas que abordarán la desastrosa escasez de agua de la ciudad.

cristina huidobrogerente de calor, región metropolitana de Santiago de Chile. [Photo: Adrienne Arsht/Rockefeller Foundation Resilience Center]

“Creo que es un momento muy emocionante para abordar este tipo de temas en Chile”, dijo Huidobro, quien asumió el cargo el 3 de marzo por Claudio Orrego, gobernador de la Región Metropolitana de Santiago. Huidobro, arquitecta y urbanista, estuvo seis años en el gobierno regional de Santiago, donde actualmente sirve como Jefe de Resiliencia Urbana, supervisando la implementación de la Estrategia de Resiliencia Climática de Santiago. Como CHO, continuará con su trabajo de resiliencia, pero se centrará en gran medida en la mitigación del calor.

El título de CHO es importante para concientizar sobre la urgencia de enfrentar el calor agobiante, que se estima tener matar 356.000 personas en todo el mundo en 2019; a escala mundial, Las muertes relacionadas con el calor han aumentado en un 74% entre 1980 y 2016. Es un “asesino silencioso”, explica Kathy Baughman McLeod, directora de la Adrienne Arsht – Centro de Resiliencia de la Fundación Rockefeller al Atlantic Council, que trabaja con cada CHO. “[Extreme heat] no tiene una temporada, ni un nombre, ni una agencia, ni pólizas de seguro que la acompañen, y no provoca desastres naturales en las agencias de respuesta a emergencias”, dice. Huidobro está de acuerdo: “Hay que empezar a ponerle nombre al problema”.

Es por eso que Miami, Athens y Freetown designaron CHO en sus ciudades el año pasado, quienes tienen la tarea de crear conciencia y desarrollar estrategias y políticas de intervención a largo plazo para reducir las muertes relacionadas con el calor. . Como muchas ciudades, Santiago se ha visto particularmente afectada por las olas de calor de los últimos veranos. Alrededor del 37% de la población de Chile, o alrededor de 7 millones, vive en el área metropolitana de la capital. “Entonces, si haces política aquí, puedes impactar a muchas, muchas, muchas personas”, dice Huidobro.

Críticamente, Santiago también sufre de escasez de agua. Durante una década, Chile sufrió una “mega-sequía” que se cree fue causada por un océano cálido “mancha” estimulado por el cambio climático, que impulsa corrientes cálidas en todo el país. Al mismo tiempo, los poderosos glaciares de los Andes disminuir tres pies por año. “Estas son nuestras reservas de agua y se están derritiendo”, dice Huidobro. Ha habido una nueva legislación para proteger algunos de ellospero no del todo.

Riberas del río Mapocho en Santiago. [Photo: Adrienne Arsht/Rockefeller Foundation Resilience Center]

Además, Chile es el único país del mundo con una sistema de agua privado, que se remonta a la época de la dictadura del general Pinochet. Entonces, la “primera prioridad”, dice Baughman McLeod, será identificar intervenciones que reduzcan el estrés hídrico de los residentes. Huidobro tiene experiencia en este campo: fue clave en la promoción del primer Chile fondo de aguaquien protege el cuenca del maipo que abastece de agua a los santiaguinos.

[Photo: Adrienne Arsht/Rockefeller Foundation Resilience Center]

Huidobro evaluará una variedad de intervenciones para mitigar el calor. Un concepto popular es aumentar la copa de los árboles, que brindan sombra y beneficios para la salud mental, una idea que ha despegado en otras ciudades de CHO: Freetown está plantando un millón de árboles para fines de 2022. Las aceras frescas son otra. Una evaluación inicial mostró que la diferencia de temperatura del suelo entre una superficie de césped con sombra y una superficie de asfalto sin sombra puede alcanzar los 36 grados Celsius (97 grados Fahrenheit). La ciudad también pondrá a prueba techos verdes, comenzando con 1.000 metros cuadrados de techo verde sobre el Hospital de Maipú. Los techos verdes pueden reducir islas de calor de 30 a 40 grados Fahrenheit, y también se estima que esta iteración capturará tres toneladas de CO2 por año.

Muestra de paneles de techo verde actualmente instalados y monitoreados en el techo de un hospital en Santiago. [Photo: Adrienne Arsht/Rockefeller Foundation Resilience Center]

Para diseñar soluciones al aumento de las temperaturas será fundamental la búsqueda de reducir la desigualdad; las poblaciones más pobres son a menudo las que más sufren el calor agobiante. En Santiago, esto significa trabajadores informales que venden bienes afuera, personas que viven en barrios marginales y personas sin hogar. La agenda de Huidobro también será identificar fuentes de inversión para las iniciativas elegidas, ya sean privadas, públicas o sin fines de lucro, y compartir aprendizajes con ciudades de América del Sur, un continente donde la temperatura promedio podría aumentar en más de 6 grados centígrados ( 43 grados Fahrenheit) para el 2100.

Huidobro espera trabajar en estrecha colaboración con el nuevo gobierno nacional, codificar las políticas a largo plazo en leyes e influir en la nueva constitución. “Una cosa que ya sabemos es que”, dice prometedora, “será una constitución verde”.

Feliciano Antolin

"Evangelista apasionado de la comida. Especialista típico en la cultura pop. Organizador. Pionero de la cerveza. Fanático de los viajes aficionado. Defensor del alcohol".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.